otras cosas

se da finalizada la campaña de recogida de uvas en el bierzo

Un nuevo pico en la recolección de uva con destino a la elaboración de vino con Denominación de Origen. De los 20,3 millones de kilos controlados por el Consejo Regulador, finalmente 17,5 se destinarán a la producción con marchamo de calidad (86,5%).
Así las cosas, este 2011 la cantidad de uva que ha entrado en las bodegas con respecto a la campaña anterior, experimenta un incremento del 53% situándose en cifras un 11,5% superior a la media de los últimos 5 años.
La vendimia 2011 controlada por el Consejo Regulador se desarrolló sobre 3.045 hectáreas, de 2.634 viticultores, y con destino a 62 bodegas inscritas.
En cuanto a las variedades, se demuestra la consolidación de los vinos Blancos de la variedad Godello, con 746.414 kilos, aunque muy lejos de los 13,1 millones de kilos de la Mencía. De Jerez se recogieron 3 millones de kilos, y tras ellas le siguen la Garnacha Tintorera, con 288.204 kilos y la Doña Blanca, con 273.693 kilos.

Valoración de la campaña y estado sanitario

Campaña se inicia con temperaturas medias y altas precipitaciones durante el invierno. En el tramo final del invierno sobrevino un aumento progresivo de las temperaturas que provocaron una brotación temprana de la planta. Estas temperaturas continuaron en primavera que se presentó moderadamente cálida acelerando el proceso vegetativo, lo que provocaría una temprana floración. En el mes de julio, se dieron condiciones climáticas irregulares, con temperaturas inestables y falta de calor, que unido a la importante carga de uva por planta, se observa una ralentización en el avance de la maduración de la uva. Durante el mes de agosto las temperaturas han sido más altas y se empezó a observar síntomas de falta de agua en el viñedo, la maduración estaba avanzando de un modo lento, estrechándose el adelanto acumulado hasta la fecha. Durante finales de agosto se adelanta el descenso de temperatura nocturna en comparación con la pasada cosecha y septiembre inicia con una ligera lluvia, estos hechos provocan que la maduración se acelere ligeramente después de un periodo de altas temperaturas y falta de agua. Durante el final de la maduración las condiciones han sido buenas con fuertes oscilaciones térmicas entre el día y la noche llegando al final de la maduración con un adelanto de 5 días en comparación con la campaña 2010.

Vendimia escalonada y de «excelente» estado sanitario

Las condiciones meteorológicas durante la vendimia han sido muy buenas permitiendo la consecución de una muy buena maduración de la uva y un excelente estado sanitario. Esto ha propiciado una recolección muy escalonada asegurando la completa maduración de todas las partidas de uva Nos encontramos ante una campaña en la que los vinos tendrán una enorme personalidad con un amplio potencial de diferenciación, con vinos Tintos de Mencía de gran concentración frutal y en su máxima expresión varietal destaca también la buena extracción de color.